PAVIMENTOS Y SUELOS TÉCNICOS

Pavimentamos su oficina adecuándonos a las características y requerimientos del local, pero siempre con marcas reconocidas del sector, seleccionadas por su diseño y calidad: suelos técnicos, pavimentos naturales de interior y exterior, deportivos, moquetas, tarima laminada…

El suelo técnico elevado es un sistema que surge de la necesidad de ocultar el gran número de instalaciones que se encuentran en zonas de trabajo, oficinas, centros de formación y otros lugares donde se acumula una gran densidad de cableado, tuberías y conducciones de diversos tipos. Es un sistema de paneles modulares que apoyan sobre una estructura portante regulable en altura. Este sistema permite de crear bajo el suelo un vano técnico, útil para la colocación de instalaciones.

Las baldosas del suelo técnico, cuentan con un amplio catálogo de revestimientos y materiales de fabricación. Entre los revestimientos más habituales se encuentran los acabados cerámicos, laminados plásticos, aluminio, parqué, moquetas, mármoles, granitos, etc. El núcleo de los paneles determina el rendimiento del sistema en relación con el fuego, resistencia mecánica y aislamiento acústico. Sin duda cuenta con una completa gama para satisfacer las necesidades técnicas y estéticas de todos los clientes.

Ver Catálogo

Los pavimentos modulares de moqueta mejoran la acústica (la moqueta absorbe el ruido ambiente y la trasmisión entre plantas), mejora la calidad del aire (la moqueta captura mejor las partículas de polvo), ofrece mayor comodidad al andar, su seguridad (no hay peligro de resbalar en la moqueta), es adecuada para salas con calefacción de paneles radiantes y ofrece posibilidades creativas con diversos colores y estructuras.

Se puede afirmar que sus posibilidades de diseño son ilimitadas ya que además de poderse utilizar cada modelo de forma independiente, también permite su combinación entre ellos, confiriendo al suelo una dimensión especial y un aspecto exclusivo.

Ver Catálogo (20.3Mb)

Los suelos vinílicos ofrecen unas prestaciones y unos resultados de durabilidad, resistencia y mantenimiento muy difíciles de equiparar. El material es apto para suelos tremendamente transitados (de hecho es el tipo de pavimento más instalado en hoteles, restaurantes y tiendas), para zonas de interior (aunque sean húmedas, como en cocinas y baños), para exterior o para todo tipo de ambientes con temperaturas complicadas. Al ser un material artificial su respuesta a cambios térmicos o de humedad es mucho mejor y más controlada que una madera, por ejemplo, en la que habrá que vigilar entre otros factores cuestiones de dilataciones, grietas, etc.

Ver Catálogo (62.6Mb)